Visita a las primeras palabras impresas

maite-italia-02711Los incunables son libros muy especiales. En clase aprendimos que esa palabra provenía del latín y que se refería a libros editados por las primeras imprentas antes de 1501. Estos libros tratan de imitar a los manuscritos que les preceden. Gracias a la imprenta, y a este nuevo tipo de impresión se empezó a difundir la cultura por toda Europa. La Biblioteca Foral expone estos días en Bilbao su colección de incunables que se compone de 40 libros impresos en países como Alemania España, Italia, Francia o Suiza. Hace unas semanas fui con mis compañeras a dicha exposición y aquí os dejo algunas de mis impresiones sobre la misma.

El edificio de la biblioteca foral está en una calle perpendicular a Gran Vía, y es un edificio muy moderno que llama bastante la atención. La exposición, localizada en uno de los pisos superiores era muy pequeñita. En primer lugar, tenías unos paneles informativos en los que podías leer acerca de diferentes aspectos de los incunables como su nacimiento, tipo de letra etc. Después pasabas a una segunda sala en la que estaban los libros.

La exposición estaba organizada por países, y así los libros estaban agrupados bajo otro panel informativo en el que se describían las cualidades generales de los libros e imprentas de su lugar de origen. Mientras paseábamos entre estos libros de más de quinientos años de antigüedad, fuimos observando diferentes características que presentaban. Los incunables estaban restaurados, y en muchos casos, se apreciaba en las esquinas o los márgenes de las páginas. La letra era fundamentalmente gótica, sin muchas diferencias de unos a otros, lo mismo que la disposición del texto, aunque algunos tenían grabados como una ciudad fortificada. Los libros presentaban márgenes anchos para poder escribir notas, de hecho, en algunos de ellos pudimos observar notas a los márgenes como se hacía con los códices. Como ya hemos dicho estos libros trataban de imitar los manuscritos, y los manuscritos solían tener una inicial muy historiada al principio del texto. La imprenta primera al no saber hacer esas iniciales, dejaban un hueco que luego se cubría con una inicial hecha a mano. En algún incunable se ve incluso el trazo del lápiz.

La exposición cuenta con tres libros españoles, dos impresos en Sevilla y un tercero, la joya de la exposición, en Pamplona. Se trata del Missale Tirasonensis (1500). La verdad es que viendo los libros resulta difícil apreciar no solo el valor que tienen ya que poseen más de cinco siglos de vida, sino la importancia que tuvo la imprenta y estos libros para la difusión de la cultura a las puertas del Renacimiento.

Deja un comentario

Archivado bajo rdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s