Archivo mensual: septiembre 2008

Essay on Romeo and Juliet.

Topic: Act III, scene 1 marks a turning point on the novel, discuss.

“The tragic ending is announced in no uncertain terms, but for most readers and spectators it is the beginning of act 3 that makes the decisive turning point”. (Mehl). We know from the very beginning of the play that we are dealing with a tragical love story. In the Chorus, Romeo and Juliet’s love is characterised as “star crossed” and “death marked”. “Star crossed” has a very negative meaning. Their love has been born under the wrong star. These lovers have this doom meaning. At the same time, the love is “death marked” which clearly connects the play and the lovers with death. This connection love-death, described in the beginning of the play, is one of the themes of the tragedy.

However, in the first half of the play there are no signs of tragedy. The play stars like a comedy. We have an introduction to the family feud but in a comic style with crude and coarse jokes.

“Sampson: Gregory, o’ my word, we’ll not carry coals.

Gregory: No, for then we should be colliers.

Sampson: I mean, an we be in choler, we’ll draw.

Gregory: Ay, while you live, draw your neck out o’ the collar.”

The play continuous with good humour and peaceful harmony with the servant who has to deliver the invitations (John Mehl’s points out that in the first versions of Romeo and Juliet he was simply called clown) and also, with the nurse and Mercutio.

Mercutio: Good Peter, to hide her face, for her fan’s the fairer face”.

Mercutio: Tis no less, I tell you, for the bawdy hand of the dial is now upon the prick of noon”

As we are saying, in the first part of the play there are no elements of tragedy apart from the great chorus. Act 3 scene 1: Mercutio’s death is the turning point of the play; from here we know that this is a tragedy. The comedy of the other acts disappears, now all is a tragedy, and the worst of the tragedies: the death of young people. The murder of Mercutio is accidental, in a way Romeo is responsible for the death but accidentally. After the fight, it is impossible for Romeo and Juliet to be together.

Although they try to live their love in peace, Romeo has chosen. “The only thing that seems to be really indispensable for Elizabethan tragedy is a marked turn of fate, ending in the hero’s destruction” (Mehl). Unlike classical tragedies where the will of Gods move men in Elizabethan tragedies is the man, Romeo’s will, who changes the action. It’s Romeo who chooses. This is a very important element: the hero chooses, very often wrongly and that error brings on his fault. In a way, Romeo is responsible for his own fault and for turning the story in a tragedy.

Romeo: Oh I’m a fortune’s fool” says Romeo expressing the idea of fortune, fate and destiny playing with him like a puppet. This sentence said exactly after killing Tybalt brings on the idea of the importance of fortune and fate. After this turning point: Tybalt and Mercutio’s death and Romeo’s banishment, all the action happens very quickly. Romeo and Juliet, with Friar Laurence’s help, will fight for their love and prove that the play is a comedy. But, the prologue says that their love is “death-marked” and the play finishes as a tragedy.

In conclusion, the prologue announces a tragical love story. There is, if we omit the chorus, no evidence of an inevitable tragedy during the first few scenes until we get to Mercutio and Tybalt’s death and Romeo banishment which clearly is the turning point of the play. “The deaths of Mercutio and Tybalt are irreversible acts of violence that no comic can solution can gloss over”. (Mehl)

Bibliography:

  • CLEMEN, W: The development of Shakespeare’s imaginery Methuen, London 1977
  • MEHL, Dieter: Shakespeare’s Tragedies: An introduction. Cambridge University Press, UK 1986.

ALBA GUTIÉRREZ. 2006.

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Antonio Buero Vallejo: Análisis de “En la ardiente oscuridad”

Vamos a comentar a continuación un fragmento de primera obra de teatro de Antonio Buero Vallejo “En la ardiente oscuridad” (1946). Con el estreno de “Historia de una escalera” en 1949, Buero Vallejo abre camino a la modalidad dramática más representativa de los años cincuenta: el llamado teatro realista centrado en el compromiso político y la denuncia social, cuya presencia en los escenarios es escasa debido al problema de la censura. Buero vallejo, frente a posturas como la de Alfonso Sastre que apuesta por un tipo de teatro de agitación social, abiertamente enfrentado al poder, defiende el teatro de lo posible: El autor debe acatar ciertas normas del sistema social, así como determinadas imposiciones de la censura, para que sus obras puedan subir a los escenarios y, desde allí ejercitar su lucha contra la injusticia.[1]

Para proceder al comentario vamos a utilizar el método semiótico que atiende a lo literario como signo. Dividiremos el trabajo en tres niveles: Sintáctico, pragmático y semántico. Comenzaremos por el sintáctico.

Nos situamos ante las últimas líneas (acto tercero) de la obra de teatro estrenada en Madrid en 1950. Buero Vallejo dividió, fiel a la tradición del teatro español, la obra en tres actos que podrían equipararse con introducción, nudo y desenlace. Nos situamos ante el final de una conversación entre Pepita y Carlos, cuando está se va, porque Carlos “no quiere amistad ni paz”, Carlos, tras unos cuantos movimientos, dice sus frases finales que son un soliloquio. Para la situación de esta escena en la totalidad de la obra haremos un pequeño resumen de lo acontecido:

En el primer acto se nos plantea la situación de incorporación de un estudiante al centro de ciegos. El estudiante nuevo de llama Ignacio, el cual no se comporta como los demás “invidentes” del centro quienes tienen una “moral de hierro” que es la que les ha enseñado el director del centro, Don Pablo, también ciego. La necesidad de integración del chico es tomada como responsabilidad por el que parece el líder del grupo, Carlos.

En el segundo acto, lo que se esperaba que fuera la incorporación rápida de Ignacio no se consigue. La acción es el enfrentamiento entre Carlos- Ignacio. Ignacio adopta una posición pasiva que va ganando adeptos como Juana, novia de Carlos. Ignacio no actúa ante la moral de hierro. Carlos, en cambio, toma la iniciativa y actúa para convencer y anular a Ignacio.

En el tercer acto, el enfrentamiento se hace imposible para Carlos y soluciona este enfrentamiento asesinando a Ignacio en el campo de deportes del centro, una noche después de su último enfrentamiento. Doña Pepita, mujer de Don Pablo, lo ve todo desde la cristalera del salón donde minutos antes estaban los tres. Doña Pepita no dice nada por el bien del centro y también tal vez, porque estaba enamorada de Carlos como se dice en la obra. Se cree que Ignacio resbaló por el tobogán. Muerto Ignacio todos los que le apoyaban dejan de hacerlo y se compadecen ante el cadáver ya que “no estaba echo para la vida”. Sin embargo cuando todos se han retirado, doña Pepita increpa a Carlos su acción y este no deja de negarla aún sabiendo que Pepita lo ha visto todo. Pepita se retira diciendo a Carlos “que el no ha vencido” y en efecto eso es lo que podemos observar: Carlos “en la suprema amargura de su soledad irremediable”, dice: “… y ahora están brillando las estrellas con todo su esplendor, y los videntes gozan de su presencia maravillosa. Esos mundos lejanísimos están ahí tras los cristales… ¡al alcance de nuestra vista!…, si la tuviéramos…”.

Como hemos dicho los personajes que aparecen en la novela son Doña Pepita, Carlos e Ignacio. Doña Pepita la única que puede ver en ese mundo de ciegos y Carlos e Ignacio ambos enfrentados. Carlos defendiendo la política del centro en el que estudia, como Doña Pepita. Sin embargo en este último fragmento Carlos y Doña Pepita son oponentes. Carlos no puede soportar la compasión de dona Pepita, de la misma manera que Ignacio la podía soportar. El asesinato de Ignacio parece que decir que Carlos ha vencido, sin embargo, el monólogo de Carlos demuestra lo contrario. Carlos ya no tiene paz interior, revive los sentimientos de Ignacio, de tal manera que Carlos no vence, es como si en él está Ignacio. El final está abierto, exige una interpretación y lectura del espectador, tal y como manda este tipo de teatro.

Si pasamos al nivel pragmático debemos mencionar los diálogos y las acotaciones. Respecto al diálogo, no hay diálogo en este fragmento. Doña Pepita finaliza una conversación después de una pausa como indica la acotación. Tras la larga acotación Carlos interviene, pero para si mismo. (Soliloquio). Los puntos suspensivos finales dejan abierta la posibilidad para que los personajes, incluso el propio Ignacio intervengan. Hay una larga acotación que describe los movimientos y sentimientos de Carlos. Vamos a atender ahora a los distintos códigos que intervienen en el fragmento:

Códigos que intervienen:

  • Código verbal: “turbada”, “Una voz grave, que pronto se encandece y vibra de pasión infinita -la suya-, comienza a oírse”
  • Código espacial: “sale por el chaflán” , “la silla”, “fichas del tablero”, “cadáver”, “palidez de la faz”, “ventanal”, “luz de las estrellas”.
  • Código visual: “despojándose de la corbata”.
  • Código gestual: “inicia la marcha y se detiene”, “CARLOS se derrumba sobre la silla”, “su cabeza pierde la rigidez anterior y se dobla sobre el pecho. Su respiración es a cada momento más agitada: al fin no puede más y se despechuga, despojándose, con un gesto que es mitad ahogo y mitad indiferencia, de la corbata. Después vuelve la cabeza hacia el fondo, como si atendiese a alguna inaudible llamada. Luego se levanta vacilante, al hacerlo derriba involuntariamente con la manga las fichas del tablero (…). Se detiene un segundo, asustado por el percance, y palpa con tristeza las fichas. Después avanza hacia el cadáver. Ya a su lado en la suprema amargura de su soledad irremediable, cae de rodillas y descubre con un gesto brusco la pálida faz del muerto, que toca con la desesperanza de quien toca a un dormido que ya no podrá despertar. Luego se levanta, como atraído por una fuerza extraña y se acerca al ventanal. Allí queda inmóvil, frente a la luz de las estrellas.”, “sus manos, como las de las dos alas de un pájaro herido, tiemblan y repiquetean contra la cárcel misteriosa del cristal”.
  • Código musical: “… derriba involuntariamente las fichas del tablero, que ponen con su discordante ruido una nota agria y brutal en el momento”.

Por último atenderemos a las coordenadas en las que se mueven los personajes: espacio y tiempo. Respecto al tiempo, la configuración de la obra es lineal, no hay saltos, el fragmento analizado, como hemos dicho, se sitúa al final. El espacio si nos merece más consideración.

Espacio:

El espacio es el salón del centro para ciegos. La colocación de los objetos es muy importante para los ciegos y por eso también muy significante que Carlos tiré las fichas del ajedrez. Creo que esta es la parte de la obra en que menos distancia hay entre el público y los personajes. Todos los gestos de Carlos y las frases finales que pronuncia nos acercan más al interior al personaje y comprenderle más y por eso, creo, que le sentimos más cerca. La “cuarta pared” desaparece.

En la parte final del monólogo de Carlos. Éste se siente enjaulado en el centro “esos mundos lejanísimos están ahí, tras los cristales… ¡Al alcance de nuestra vista!…, si la tuviéramos…” Esto puede referirse a que Carlos quiere librarse de ese espacio que antes le protegía. Antes Buero Vallejo utilizaba para describir el espacio del centro como una “pecera” con “claridad submarina” pero este espacio ya no es de bienestar para Carlos. Carlos, aunque antes defendía ese mundo, ahora quiere salir y ser libre. Ese final, “si la tuviéramos…” no es una condición ineludible, no es absoluta, por eso se encierra algún tipo de esperanza en los puntos suspensivos, Carlos puede salvarse.

En esta primera obra Buero Vallejo nos presenta un conflicto sobre la ambivalencia del bien y el mal, en las posturas de Ignacio y Carlos que trascienden del tema de la ceguera a las limitaciones del hombre: la ceguera física y espiritual. Como en otras de sus obras Buero Vallejo, reflexiona sobre la situación del hombre en el mundo, afectado por la opresión, la soledad o la mentira. Algunos de estos aspectos también podrían relacionarse con la propia vida de Buero Vallejo y también con su concepción del teatro, como dijimos en la introducción.

ALBA GUTIÉRREZ MARTÍNEZ. 2007.


[1] “Lengua y literature 2” (El teatro posterior a 1936) Sociedad general española de librería 2004.

7 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

La ética profesional y Javier Marías

Después de leer la nota de Javier Marías comentando los motivos por los que abandona su colaboración en la revista El Semanal, podemos deducir que tiene motivos éticos y profesionales para tomar esta decisión. El problema es uno solo: un acto de censura que se le hace a Javier Marías por expresar su opinión en la revista para la que trabaja. La libertad de prensa es un derecho reconocido por las leyes de nuestro país, por lo que, además de problema ético, es un problema legal.

Si nos atenemos a la ética profesional, todo el mundo tenemos derecho a expresarnos libremente, y nadie, persona, entidad o empresa, puede coartar esa libertad. Asimismo, a Javier Marías lo pagan por expresar su opinión, que luego sus jefes dirigen y controlan. A continuación, analizaremos los distintos fundamentos de la ética profesional que entran en juego.

Marías, como profesional, tiene que asumir el principio de responsabilidad de su trabajo, es decir, las consecuencias que se deriven de su actividad profesional son su responsabilidad y, como profesional, está preparado para asumirlas. Además, El Semanal, como una empresa, no debe realizar esta labor. Un periodista sabe perfectamente lo que puede y debe publicar y lo que no, por eso, podemos asumir, que en el artículo de Marías no había ningún insulto ni descalificación grave, sino una opinión que, parece ser, era considerada “peligrosa” para los colectivos ya mencionados. Como hemos expresado ya, si el artículo puede ser penado legal y o constitucionalmente debería ser problema del autor.

Los directivos del El Semanal no deberían haber claudicado ante las fuerzas de “arriba” y haber seguido con las publicaciones normales de sus colaboradores, creando la polémica que sea y contra los que sean, para contrarrestar un posible artículo anticonstitucional ya tenemos las leyes que nos protejan a TODOS y suficiente recorrido democrático para poder echar mano de todos los recursos a nuestro favor. El semanario tampoco debería haber jugado con el autor posponiendo la fecha de publicación y después no cumpliendo su palabra. Si tratamos ahora el principio ético de autonomía, vemos que es vulnerado varias veces. Ya que, en primer lugar, Javier Marías no tiene la autonomía suficiente como para decidir lo que quiere publicar o no, ya que sus artículos pasan por el filtro, no solo de El Semanal, sino también de los periódicos que reparten esta revista. No sabemos las cláusulas del contrato de Marías, por lo que puede ser muy aventurado suponer que no podría haber llevado a cabo acciones legales contra El Semanal, pero de haber podido, debería haber luchado por su independencia y su derecho a publicar mientras estuviera en vigor el contrato, flaco favor le ha hecho a la lucha en defensa de la libertad de prensa abandonando con una nota en su página Web.

Un principio muy importante de la ética profesional es el principio de beneficencia, es decir, todo profesional debe hacer bien a la comunidad. En este caso, Javier Marías no es libre para poder prestar un buen servicio a los lectores de El Semanal, es decir, al no dejar a Javier expresar libremente su opinión vulneran también el principio de autonomía profesional.

El propio semanario tampoco tiene derecho a la autonomía y a la libertad, ya que, como hemos dicho, la publicación de dicho artículo no solo fue vetada, en teoría, por los accionistas de la revista, sino también por sus repartidores, aunque ese es otro tema.

En el caso que nos ocupa, además, se trata de un artículo sobre la iglesia católica, con todo lo que esto conlleva en nuestra historia reciente y no tan reciente. A la altura de nuestra democracia, estos casos ya no se deberían dar, que grupos de presión por su nivel económico o político puedan vetar un artículo que va en contra de sus “creencias” es anticonstitucional y Javier de Marías debería de haber llevado a cabo cuestiones legales para ver su artículo publicado y después despedirse si ese era su deseo.

De los hechos que se nos comentan, además de los problemas de carácter ético a los que se enfrenta el autor por censurarle su artículo, se suman un incumplimiento de un acuerdo verbal entre las partes. Ante el compromiso de esperar un poco a que se calmasen los ánimos, hecho que no debería haber admitido el autor, para publicar el artículo la fecha propuesta es demorada lo que ya conlleva el cese de las colaboraciones.

En mi opinión, yo creo que EL Semanal tenía más opciones que las de censurar a Marías. Por ejemplo, podía haber publicado su artículo declinando cualquier responsabilidad legal y jurídica que en el mismo se expresaba. Esto es algo que ya hacen los programas de televisión de opinión. Para concluir, como opinión personal me gustaría decir que yo, que soy lectora de El Semanal, no conocía los motivos de la no continuación de sus artículos, siento que no haya luchado por su derecho y el mío para poder leer sin censura cualquier opinión.

Deja un comentario

Archivado bajo opinión

Project: College Interview

This was a project we did with American students last year. The aim of the project was communication and cultural exchange. We had several meetings along the semester in which, apart from knowing each other, we exchanged information on different topics about our habits, hobbies, food, parties, holidays and so. In the end, we had to represent a role play in front of our class mates, on a topic we had choosen from the US’ culture.

Here you have the final result.

The college application process is very stressful for many students in America. There is pressure for the students to recieve good grades all four years of high school, be involved in clubs and activities in their school, and perform service for the community.. The application for univerisities is very complex. Students have to provide information about all of their accomplishments, and activities. Also, they are asked to provide multiple letters of recomendation, from teachers, bosses, or other adults. They will be asked to write at least one essay, if not more. Many times, an interview is not required by the university to be accepted. However, for more prestigious colleges, it is required. For the universities that do not require it, applicants can ask for an interview to help them be accepted.

What has been your biggest achievment?

Well, I was president of the debate team the last two years, and this year we won the state championships. I really enjoyed leading the team to accomplish a common goal, a victory.

Why do you want to attend our college?

Attending this university has been my dream for the past four years. My mother went here and these were the best four years of her life. Additionally, I would love to pledge the same sorority as my mom, Alpha Chi Omega. She made friends for life, and I want to share the same experience. Also, I like the location of this university. I want to get far away from home for a while, and experience a new city.

What do you like to do outside of school?

I am on the varsity volleyball team. We have practice everyday after school, and sometimes games during the week, so i don´t really have time to do much else.

Have you had a job before?

Yes. On the weekends I am a waitress at the local country club. I have been working there for three years, and recently won the employee of the month award.

What kind of benefit have you been to your community?

Three times a week I volunteer at the nursing home where my grandma lives. I love getting to spend time with her, as well as play bingo with all of her friends. Some of the people living there never get visits from their family, so I like having the opportunity to cheer them up.

Where do you see yourself in ten years?

In ten years, I hope to have graduated at the top of my class from Harvard law school, and have a job with a prestigious law firm.

What do you plan to major in, and why?

I plan to major in English and history. These subjects are very interesting to me and they will give me a strong background when I apply for law school. I also want to take some Spanish classes, because it is important to learn about other cultures and countries.

What would teachers say are your best and worst characteristics?

My teachers…..would say that my best characteristic is that I always put all my effort into my work. I take pride in every assignment that I turn in. However, sometimes I try to do too many things at once, and as a result, I have no free time and I am stressed.

What would you like to gain from attending our college?

As I have said, I wish to go to law school after this, and your university can help me gain valuable knowledge about this career, and develop a sense of independence away from my parents. This is a well known school, and I feel I am more likely to be accepted to law school if I have graduated from here.

What has been the most important person or event in your own self-development?

I think that my parents are the most important people in my life. They have always told me I can be anything that I want. They have supported me in everything that I want to do. They always believe in me, and help me accomplish my dreams

Do you consider yourself a “team player”?

Yes. I feel that team work is one of my strengths. When there is a mix of opinions, then the work is better. I always listen to everyone´s views, and try to include all of them.

Ok, I think that’s enough, do you have any questions?

Yes, How does the school treat AP scores? (AP, advanced placement, scores are the scores of certain classes that are offered in high school. At the end of the year the students take and exam and recieve a score from 1 to 5. Many schools accept scores 3 and higher, but some only 4 and higher. These scores allow students to be exempt for certain general education classes. For example, a score of a 4 on an AP U.S. History Class could give the student credit for a class of history. Every university is a little different in how this system works for them, and it is very important to students)

INTERVIEWER: Well, we accept the scores from advanced placement English, Literature, Statistics, Calculus, and U.S. history classes. For any other AP classes, the credits will be accepted only as electives, nothing more.

What is the system for matching roommates? (Freshman year, almost everyone is placed into a dorm room with a person they don´t know. Universities normally have some questions you must answer about yourself. Some universities ask alot of questions, such as if you smoke, do you like to go out, are you messy or clean, do you have any allergies, what are your hobbies, things like this. And some only ask one or two questions. Many people end up living with a roommate that is very different from them, and they do not get along well.)

INTERVIEWER: We have a questionnaire of twenty five questions for every person to complete. And, if there are problems, then after the first semester you can request to change roommates and we will do the best we can to find someone better for you. Anything else?

No, thank you

Ok, you’ll hear from us soon. Bye bye.

Deja un comentario

Archivado bajo English